Andalucía su industria aeronáutica y su modelo aeroportuario: Quo Vadis - Ignacio Rubio. Consultor y Abogado de Barcelona
15778
post-template-default,single,single-post,postid-15778,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Andalucía su industria aeronáutica y su modelo aeroportuario: Quo Vadis

Andalucía su industria aeronáutica y su modelo aeroportuario

Andalucía su industria aeronáutica y su modelo aeroportuario: Quo Vadis

El futuro del sector aeronáutico andaluz puede estar en duda tras la decisión el pasado mes de septiembre de 2019 del consejero de Airbus Guillaume Faury de designar a Indra en lugar de la propia Airbus como coordinador del programa FCAS ( futuro sistema aéreo de combate).

Este programa debe de garantizar el desarrollo y producción necesarias para la industria de la defensa que incluyen aviones y drones no tripulados coordinados entre sí y que implica a los gobiernos de España, Francia y Alemania. Estos son los actuales desarrolladores del avión de transporte de pasajeros Airbus en cuyas instalaciones de Sevilla se han venido produciendo partes de los A320 y los A380 generando en España a 12.698 empleos directos, lo que supone “el 0,07% de la ocupación nacional y el 63,5% en construcción aeronáutica y espacial.

La decisión de dejar en suspenso o dificultar el acceso al negocio militar y la más que probable venta de parte de la producción de la planta de Puerto Real ( Cádiz) así como el descarte de la instalación de una línea de ensamblaje final del modelo A320 en las instalaciones de Sevilla por su producción el Tianjin ( China) suponen un duro revés al negocio aeronáutico andaluz.

Esto debe hacer pensar al ejecutivo que preside Juan Manuel Moreno Bonilla en alternativas que garanticen el futuro del clúster aeronáutico de Andalucía y la apertura de nuevos mercados emergentes que generen empleo y garanticen la inversión económica y de futuro de la comunidad autónoma.

Es evidente que los recientes despidos provocados en la empresa LTK400 de Sevilla la cual rescindió anticipadamente los contratos laborales a raíz de las anteriores decisiones tomadas en el seno de Airbus derivadas de la baja facturación por la cadencia del avión militar Airbus 400 y la cancelación del A380 suponen un claro punto de inflexión. Esto afectará seguramente al sector aeronáutico andaluz que en el año 2018 generó mas de 16.000 empleos y que ahora puede iniciar una espiral descendente si no se adoptan las medidas adecuadas por el Gobierno Andaluz.

La dependencia única del sector aeronáutico andaluz del consorcio militar europeo, así como de la propia Airbus es una cadena que el ejecutivo de Moreno Bonilla ha de romper a favor de los mercados emergentes, dando salida a los desempleados del sector aeroespacial.

De un lado, Andalucía es conocedora de que COMAC, fabricante chino de aviones trabaja para competir con Airbus y Boeing y ponto se convertirá en un fabricante de referencia competitivo por la mano de obra y tecnología que producirá en muy corto plazo. El mercado aeronáutico asiático es y será durante algún tiempo el mayor mercado de aviación del mundo y Andalucía no puede quedar al margen de ese mercado por sus vinculaciones con el consorcio Airbus.

Sus proximidades con África, donde el Gobierno Chino lleva años invirtiendo mediante cooperación económica en el continente, la hacer ostentar una posición preeminente para acercar al gigante asiático a basar parte de su producción en Andalucía, ofertando a tal fin no solo la actividad de sus parques tecnológicos y aeronáuticos sino la de sus aeropuertos. La nueva ruta de la seda y el interés de China por consolidarse como una potencia global económicamente hablando son factores que la Junta de Andalucía no puede olvidar su quiere posicionarse como un cliente preferente en el mercado asiático.

Es evidente que las conexiones aéreas que podrían resultar de esa apertura a COMAC para fabricar sus aviones en Europa en directa competencia con Airbus. La posibilidad de utilizar sus aeropuertos para la entrega o ensamblado de sus unidades, la conexión directa de rutas aéreas desde Sevilla, Jerez, Málaga, Granada  o Almería a China y el flujo de trabajadores, turismo y empleo que la propuesta podría generar supondrían para Andalucía garantizar su futuro en el sector aeroespacial.

Andalucía no dependería exclusivamente de los actuales actores Indra o Airbus sino que con sus acuerdos con China así como abrir rutas comerciales aéreas directas desde Andalucía al mundo garantizaría a través de las Cámaras de comercio andaluzas el contacto directo con África, país emergente donde China tiene puesto desde hace tiempo sus objetivos económicos y estratégicos.

Es evidente que los datos económicos y de tráfico aéreo mundial de acuerdo con los datos que presentó el pasado mes de agosto la Directora General del Consejo Internacional de Aeropuertos  ACI World Angela Gittens, acreditan un ascenso de un 3,9% anual durante el primer semestre de 2019, siendo la tasa de crecimiento de pasajeros internacionales  la que mayor aumento experimento en lo que va de año, un 5,7% igual que el mercado nacional.

AENA ha fijado en el turismo chino su objetivo. mediante la firma de un memorándum de entendimiento con el mayor proveedor chino de viajes, Ctrip. Andalucía no puede sino responder a la atracción de ese capital económico y de inversión ofertando sus instalaciones aeronáuticas para el desarrollo del sector y su futuro.

Y es evidente que el mercado asiático en su globalización necesita de espacios, lugares, y centros de producción en los que acercar su lejanía de Europa, Estados Unidos  y a África y es Andalucía una Comunidad con la capacidad necesaria para que el gigante asiático se fije en su sector aeronáutico.

Andalucía debe gestionar sus aeropuertos y debe, al igual que otras comunidades como Cataluña exigir al Gobierno de España la cesión de la gestión de sus aeropuertos, hoy muchos de ellos bajo el paraguas de AENA y deficitarios. Andalucía debe poder sacar de esta gestión deficitaria sus aeropuertos cambiando el modelo de gestión y aprovechando la oportunidad que el gigante asiático puede ofrecer a ese nuevo modelo de gestión aeroportuaria que ha de liderar el gobierno de Moreno Bonilla.

Los aranceles estadounidense al mercado europeo y asiático y el crecimiento económico de África que ha ganado un 12,3% mas de trafico aéreo de pasajeros y carga demuestran la necesidad de que Andalucía gestione sus aeropuertos. Debe aprovechar no solo su cercanía con el continente africano sino la proyección económica que las inversiones del sector aeronáutico chino en Andalucía pueden generar en empleo, industria, tecnología y turismo. No debe no debe  desapercibido para el Gobierno Andaluz y el futuro de la economía de Andalucía si se consigue un nuevo modelo de gestión aeroportuario desde Andalucía al mundo.

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies