\n
¿Dónde está Pedro Sánchez? - Ignacio Rubio. Consultor y Abogado de Barcelona
15839
post-template-default,single,single-post,postid-15839,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

¿Dónde está Pedro Sánchez?

¿Dónde está Pedro Sánchez?

Hace unos días el líder de la oposición, Pablo Casado, se preguntaba en unas declaraciones públicas ¿Dónde está Pedro Sánchez? y decía en su cuenta de Twitter que debía ponerse al frente de la crisis y no esconderse como una avestruz. El presidente del Partido Popular tiene toda la razón del mundo. En esta situación de pandemia fuera de control en la cual la responsabilidad de gestión recae en el Gobierno de España y por lo tanto en su presidente, éste brilla por su ausencia en los últimos meses.

Todos recordamos las numerosas apariciones televisivas del presidente Sánchez a las que se llegó a bautizar como ¡Aló Presidente! en referencia a los interminables programas que protagonizaba Hugo Chávez en la televisión venezolana. Sin embargo, desde hace meses que esto no se produce y está desaparecido.

Pablo Casado hace bien en poner el foco en esta situación porque la desaparición forma parte, a mi entender, de una estrategia electoralista de más calado y que un presidente de gobierno de un país del prestigio España nunca debería utilizar, si no hacer como otros líderes políticos europeos. Todos tenemos la imagen de Ángela Merkel dirigiéndose al pueblo alemán con visible emoción. Por ello como consultor y también como presidente de AEDACS quiero poner en evidencia esta situación y lo que pasará en los próximos meses.

Evitar la asociación del presidente con los problemas

Pues bien, eso es exactamente lo que quiere evitar ahora Pedro Sánchez, imágenes que lo asocien a los problemas de salud pública, económicos y sociales que implica esta pandemia.

El punto de inflexión en su política de comunicación lo marcó el 10 de junio cuando dijo que se había vencido al virus. Conforme pasaban las semanas y los meses, la sociedad comprobó que aquello había sido una de las operación de comunicación habituales de Producciones Redondo.

El cambio de estrategia llegó más tarde. Pedro Sánchez debía desaparecer de todo aquello relacionado con la COVID-19. Por eso el día de la votación del nuevo Estado de Alarma abandonó inmediatamente su escaño y se fue del Congreso de los Diputados.

Las fotos de los temas de la Pandemia se reservan para el ministro Salvador Illa, Fernando Simón y otros líderes, incluso es posible que entren en sus cálculos la provocación de conflictos en Madrid contra Isabel Ayuso para intentar desgastar su imagen en la comunidad y de paso “tapar” el protagonismo de Pablo Casado.

Pedro I el Grande

Dentro de unos meses, ya veremos cuantos, la pandemia será controlada. La vacunación irá avanzando aunque sea de forma irregular. La acumulación de la población vacunada más todos aquellos que ya pasaron la enfermedad nos llevará a la tantas veces mencionada inmunidad de rebaño.

Empezaremos a volver a la normalidad, los comercios y el sector turístico irán recuperándose y seguramente tendremos importantes ayudas de la Unión Europea.

En ese momento es cuando reaparecerá en los medios nuestro presidente convertido en Pedro I el Grande. Volverán los mensajes de “Hemos vencido al virus”, “Hemos superado la por pandemia de la historia” y siempre veremos su foto asociada al triunfo.

Tal como se explican con la teoría de la neuropolítica la población habrá asociado el desastre a todas aquellas personas de distintos partidos que fueron protagonistas durante la pandemia y el éxito quedará conectado a la imagen de Pedro Sánchez.

¿Qué se puede hacer?

Denunciar públicamente y de forma continua esta estrategia públicamente de forma permanente. La población debe saber que no ve ahora al presidente porque detrás hay un proyecto electoral. De esta forma cuando intenten vender su imagen asociada al éxito lo van a tener muy difícil. Este sería mi consejo para Pablo Casado y para el Partido Popular.

No quiero que esto se interprete como un ataque a Pedro Sánchez, la pandemia no es culpa suya, pero debe estar a la altura del cargo de Presidente del Gobierno. Ante un problema que nos hará superar los 100.000 muertos y nos hundirá en una crisis sin precedentes no puede dedicarse a jugar a ganar votos con las fotos por mucho que Iván Redondo admire a Roger Stone.

El Presidente debe salir y ponerse en primera línea de lucha contra la pandemia y si no lo hace, como pasa en estos momentos, entonces es nuestra obligación denunciarlo.

Ignacio Rubio del Pino
Ignacio Rubio del Pino
ignacio@ignaciorubio.es

Abogado de Barcelona y consultor especializado en el sector aeronáutico. Presidente de ASETRA y AEDACS, colaborador del programa Cuarto Milenio.

1Comentario
  • Avatar
    Joan
    Publicado en 20:02h, 29 enero Responder

    Toda la razón Ignacio, es una vergüenza como se comportar este hombre que parece más un pillo que un Presidente del Gobierno

Publica un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies